¿Cómo es el modelo Nube?

FAQs

Una forma sencilla de definir el Cloud Computing es entenderlo como todo aquello que pueda entregar un Sistema Informático y se ofrezca como Servicio, de manera que los usuarios puedan acceder a esos servicios disponibles "en la nube de Internet" sin necesidad de conocimientos previos (o, al menos sin ser expertos) en la gestión de los recursos que utilizan.

 

Según el IEEE Computer Society, es un paradigma en el que la información se almacena de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye equipos de escritorio, centros de ocio, portátiles, etc. Esto se debe a que, pese a que las capacidades de los PC han mejorado sustancialmente, gran parte de su potencia se desaprovecha, al ser máquinas de propósito general.

 

"Cloud Computing" es un nuevo modelo tecnológico de prestación de servicios de negocio, que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, donde el usuario final paga únicamente por el consumo realizado.

 

El cambio paradigmático que ofrece computación en NUBE es que permite aumentar el número de servicios basados en la red. Esto genera beneficios para los usuarios que tienen la posibilidad de acceder a ellos, disfrutando de la ‘transparencia’ e inmediatez del sistema, de un modelo de pago por consumo y asimismo sin ningun tipo de inversión previa en recursos de infraestructura ni especialistas informáticos para mantenerlos.

 

La NUBE consigue aportar estas ventajas, apoyándose sobre una infraestructura tecnológica dinámica que se caracteriza, entre otros factores, por un alto grado de automatización, una rápida movilización de los recursos, virtualización avanzada y una elevada capacidad de adaptación para atender a demanda variable.

 

La NUBE permite distribuir Software como Servicio (en inglés software as a service, SaaS). Dicho software se encuentra en la capa más alta del modelo y es, en definitiva, el interfaz de interacción con el cliente final y permite ejecutar Aplicaciones completas, ofrecidas como un servicio bajo demanda.