FAQs

¿Qué es Cloud Computing?

Se denomina Cloud Computing a aquella plataforma altamente escalable que ofrece un acceso rápido al recurso hardware o software y donde el cliente final no necesite ser experto informático para poder gestionarlo.

 

Una nube es pública cuando el propietario de la nube es un proveedor que la mantiene por ti,  te garantiza seguridad y privacidad de tus datos, donde pagas por el uso y disfrute del recurso a través de internet. Una nube es privada, cuando la mantienes tu mismo, dentro de tus instalaciones.

 

Las nubes suelen apoyarse en  tecnologías como virtualización,  técnicas de instanciación como multitenancy y/o habilidades para la escalabilidad, balanceo de carga y rendimiento óptimo,  para conseguir ofrecer el recurso de una manera rápida y sencilla.

 

Además  en el caso de las nubes públicas, estas técnicas  generan economías de escala derivadas del aprovechamiento eficiente de los recursos hardware y humano,  que terminan repercutiendo en el precio que paga el cliente y por lo tanto un ahorro sensible en el coste de servicios tecnológicos.

 

Por último, el  cloud computing lo podemos dividir en tres niveles (tambien denominados capas). Desde el más interno hasta el más externo nos encontramos: infraestructura como servicio, plataforma como servicio y software como servicio.

¿Qué es IaaS -infraestructura como servicio-?

Incluimos en esta capa la gestión de computación y almacenamiento, es decir, CPU, memorias y disco. Apoyándose en la virtualización, se ofrecen máquinas virtuales con un diseño específico. En este nivel  también incluimos los servicios de almacenamiento no relacionado, disco, y también los servicios de almacenamiento relacionado, es decir, las bases de datos.

 

Resumiendo, esta parte del Cloud Computing ofrece la posibilidad de acceder a máquinas y a almacenamiento a través de Internet, en forma transparente, rápida y sin que el cliente final tenga que preocuparse de diseños, dimensionamientos, ni cualquier otra cuestión tecnológica de base, con el ahorro impresionante de costes que todo eso significa. No solo por el aprovisionamiento del recurso hardware, sino tambien por el ahorro en especialistas, mantenimientos y riesgo de tener un parque obsoleto, en función de la permanente evolución científica y tecnológica.

¿Qué es PaaS - Plataforma como servicio-?

Consideramos PaaS al conjunto de plataformas compuestas por uno o varios servidores de aplicaciones y bases de datos que ofrecen la posibilidad de ejecutar aplicaciones,  encargándose el proveedor de escalar los recursos en caso de que la aplicación lo requiera.

 

Además el proveedor velará por el rendimiento óptimo de la plataforma, actualizaciones de software, seguridad de acceso, etc. y en algunos casos éstas plataformas ofrecen herramientas para que los Vendors puedan facturar a los clientes que utilizan sus aplicaciones.

¿Que es SaaS – Software como servicio-?

Se trata de la capa más conocida de los tres niveles del Cloud Computing, ya que es el que suele tener como target al cliente final que utiliza el software para ayudar, mejorar o cubrir los procesos de su empresa.

 

El SaaS es aquella aplicación “consumida” a través del navegador de Internet, cuyo pago esta condicionado al uso de la misma y donde la carga del mantenimiento de la misma está en la órbita proveedor, en tanto el uso y el goce quedan en la órbita del cliente.

 

Para que el software pueda ofrecerse como servicio, es necesario que el proveedor también mantenga un IaaS y un PaaS, aunque el cliente final sólo tenga contacto con el SaaS. El proveedor deberá aprovisionar y mantener la infraestructura y la plataforma necesaria para que el software pueda estar disponible al cliente, aunque éste último no tenga contacto ni se preocupe por las capas mas bajas. 

 

En algunas ocasiones es necesario instalar algo en el PC del cliente y suele ser algún plugin o aplicación a modo de interface para que el usuario pueda interactuar con el sistema. En las Plataformas más avanzadas y sofisticadas (como es el caso de ennCloud), este tratamiento no es necesario y el cliente nunca deberá instalar ningún titpo de componente en su PC o ámbito local.

¿Qué es la escalabilidad? ¿Por qué es tan importante?

En el ámbito de la informática, es la propiedad que cualquier sistema debería poseer para añadir nuevos componentes y así dar cobertura al crecimiento de la demanda. Se trata  de hardware, almacenamiento, plataforma; o bien, de cualquier otra necesidad que requiera una aplicación final para poder ser ejecutada.

 

Una de las ventajas más importantes del Cloud Computing en el nivel de infraestructura (IaaS) es la facilidad y rapidez para poder escalar los sistemas en función de las necesidades; y tan importante es esta propiedad, como la posibilidad de “desescalarlos”, que también provee el cloud computing.

 

En el nivel del PaaS y SaaS, la escabilidad también queda a cargo del proveedor, formando parte del conjunto de servicios que ofrecen sus soluciones. Significa que el cliente de PaaS y el SaaS no se preocupa de este término.  

 

Por último, en el nivel del SaaS la escalabilidad también puede referirse a la posibilidad de aumentar el número de usuarios que pueden acceder a la aplicación y esto al igual que en el nivel de infraestructura es una propiedad destacable, ya que se puede realizar con facilidad y rapidez.

 

En definitiva, la propiedad de escalabilidad debe poder acompañar cualquier crecimiento operativo/vegetativo del negocio del cliente, sin que ello signifique un trauma estructural, ni plantee costes de redimensionamiento.

¿Qué es pay-as-you go?

Su traducción literal es “paga por lo que usas”.

 

Es la habitual forma de pago que tienen los servicios hardware y software del Cloud Computing, donde el cliente termina pagando el uso específico del Servicio contratado, sin necesidad de incurrir en costes de dimensionamiento ni prepararse para picos de necesidades.

¿Cuales son las principales ventajas del cloud computing?

  • 0€ en inversión hardware,
  • 0€ en mantenimiento,
  • 0€ en licencias,
  • 0€ en especialistas informáticos o tecnológicos,
  • Posibilidad de aumentar o disminuir el consumo de los recursos hardware o software inmediatamente y en algunos casos automáticamente,
  • Pago en función de la demanda,
  • Gestionar un control muy eficiente del gasto tecnológico,
  • Presupuesto de gastos tecnológicos ciertos y determinados. Sin riesgo de incurrir en gastos encubiertos,
  • Acceso inmediato a la mejoras del recurso provisto (hardware y software),
  • Corrección de eventuales Bugs a cargo del proveedor,
  • Disfrutar de los procedimientos de seguridad, disponibilidad y performance más avanzados y experimentados en este tipo de servicios,
  • Acceso a los recursos desde cualquier punto geográfico.

¿Qué costes puede reducir el Cloud Computing?

Son varios los ahorros que son consecuencia directa de la adopción del modelo Cloud Computing en las empresas.

 

Los costes más relevantes que podemos reducir e incluso anular son:

 

  • adquisición de hardware, 
  • mantenimiento de hardware,
  • actualización tecnológica,
  • consumo de energía,
  • establecimiento de seguridad,
  • establecimiento y mantenimiento de la redundancia,
  • costes de exceso de capacidad, 
  • de personal,
  • coste de oportunidad.